BLOG

Hoy, 5 de marzo, se cumplen 250 años de la Masacre de Boston. Uno de los eventos más confusos de la historia norteamericana, y que inflamó las tensiones entre los colonos norteamericanos y la corona inglesa, sembrando la semilla de la revolución y la independencia de la nación. A pesar de que los ingleses tenían ya un historial nefasto de abusos contra los colonos norteamericanos en la forma de impuestos excesivos y leyes injustas, la Masacre de Boston fue un evento que evidenció que la lucha por la justicia tiene credibilidad cuando no se cae en las mismas artimañas que los opresores.

Recuerdos de mi visita al lugar donde ocurrió la Masacre de Boston (2019).
***
La Masacre de Boston es un evento sumamente confuso, que requiere una lectura profunda para entender bien los sucesos. Porque nada es lo que parece. Si no lees suficientes datos, puede resultar un enredo.
.
Según el texto del juicio que se llevó a cabo para determinar la culpabilidad o inocencia de los soldados ingleses que fueron parte de la masacre (info aquí: https://bit.ly/2VTPJKa), fue sorpresivamente John Adams, uno de los “Padres Fundadores” de la nación norteamericana, quien se encargó de la defensa de los soldados. Su primo y también “Padre Fundador”, Samuel Adams, estaba furioso y quería a la mala que se enjuiciara a los soldados para usarlo de propaganda en pro de la independencia. Pero John Adams defendió su decisión declarando que, a pesar de que él deseaba la independencia también, no se podía defender la libertad empleando la mentira en la propaganda. Porque de esa manera, su lucha perdería valor y credibilidad.
***

John Adams
***

Lamentablemente para los colonos, toda la evidencia y los testimonios, hasta de testigos pro-independencia, indicaban que los soldados actuaron en defensa propia en circunstancias confusas y provocadas por un amotinamiento de colonos que los tenían arrinconados y en peligro de muerte. Incluso, los testimonios de más de 80 testigos indicaron que la orden del capitán siempre fue de NO al fuego. Al final, se pudo probar la inocencia de los soldados que realmente no actuaron con malicia. Pero sí se logró probar la culpabilidad de dos que sí dispararon con malicia.

¿Pero quién dio el testimonio más contundente para probar la inocencia de los soldados? Fue Patrick Carr, la única víctima que había sobrevivido a la Masacre de Boston, pero quien muriera días más tarde. Patrick era un inmigrante irlandés que huyó del hambre y la miseria de su país a Massachusetts en busca de mejor vida. Pero mira la situación en la que se metió. Patrick era devoto Católico en una colonia donde el Catolicismo era TAN OPRIMIDO, que había una ley que ordenaba matar a cualquier sacerdote que apareciera en la colonia. Por tal razón, no había NINGUNA Iglesia Católica en la colonia. Tremendo lío, ¿verdad? Aun así, Patrick se estableció en la colonia y fue un obrero honesto y trabajador. Un buen ciudadano.

En la noche de la Masacre, él escuchó las campanas de la Iglesia y salió a ver lo que ocurría. Iba a salir con espada en mano para defenderse, pero sus vecinos le pidieron que la dejara en casa. Y así lo hizo. Pero cruzando la calle con un amigo, fue alcanzado por un disparo mortal en el abdomen.

A pesar de que su muerte era segura, él tuvo tiempo de dar su testimonio. Patrick declaró a su doctor en su lecho de muerte que él era muy familiar a ese tipo de confrontaciones, ya que en su nativa Irlanda eran muy comunes a causa de la miseria y pobreza extrema que se vivían... pero que nunca había visto a unos soldados que aguantaran tantas amenazas, golpes de objetos lanzados y arrinconamientos violentos por parte del amotinamiento colono, sin dar la orden de fuego. Entonces dijo que era claro que no había intención de usar las armas a menos que sus vidas estuvieran en peligro. Con ese testimonio, John Adams pudo comprobar que los soldados, exceptuando a los 2 que actuaron con malicia, dispararon en defensa propia.

Ilustración propagandista de la Masacre de Boston (Paul Revere)
***

Antes de morir, Patrick incluso perdonó a los soldados que lo hirieron. Con todo y este acto de bondad y perdón por parte de Patrick, fue atacado por el mero hecho de ser Católico. Samuel Adams esperaba que el testimonio de Patrick fuera acusador, de manera que le ayudara en su propaganda pro independencia. Al no ser así, Samuel Adams se enfureció y quiso minimizar su testimonio, diciendo que él no era más que un “papista irlandés que murió en comunión con la Fe Católica.” Pero Patrick solo quería decir la verdad. Y aun así muchos quisieron que se manipulara la decisión del juez para desestimar su testimonio… solo porque era Católico.

El obituario de Patrick Carr. Nota la propaganda introducida en el escrito...
***

Hoy la historia confirma la valentía de Patrick de decir la verdad, aunque no fuera la que sus amigos colonos quisieran escuchar. Y la nación norteamericana le aplaude a John Adams (luego 2do presidente de los Estados Unidos) por defender sus ideales de independencia, pero con la verdad… dejando claro que las luchas justas no se pueden ganar con propagandas llenas de mentiras, ya que entonces no estarían siendo mejores que sus opresores, y su lucha perdería credibilidad y propósito genuino.

Oremos por todos los que son perseguidos y atacados por su Fe Cristiana.

Liquid error: Could not find asset snippets/limoniapps-discountninja-giftbox.liquid Liquid error: Could not find asset snippets/limoniapps-discountninja-volumediscounts.liquid Liquid error: Could not find asset snippets/limoniapps-discountninja-promotionsummary.liquid